Mejores Telescopios para Niños del 2020

Observar el cielo nocturno y las estrellas puede convertirse en una experiencia muy inspiradora para los niños y en este sentido, el telescopio adecuado puede despertar un gran interés por la ciencia que podría perdurar por toda la vida. Pero la mayoría de los que venden en jugueterías y grandes almacenes son de muy mala calidad.

Es por esto que hemos reunido en esta reseña los mejores equipos para niños, desde telescopios relativamente simples para preescolares y de kindergarten, hasta instrumentos más avanzados para jóvenes observadores de estrellas en la escuela secundaria.

Comparativa Telescopios Para Niños

Modelo Celestron Travel Scope 50 Orion 09007e Celestron PowerSeeker 40AZ Aomekie Telescopio 70/300
Telescopios Celestron Travel Scope 50 Orion 09007e Celestron PowerSeeker 40AZ Aomekie Telescopio 70/300
Precio
Valoraciones
Acto Para Niños y Principiantes
Trípode
Precio

¿Cuál es el mejor telescopio para niños?

La mayoría de los niños, a partir de los 5 o 6 años, podrá usar, con algo de ayuda, cualquiera de los telescopios enumerados en este artículo. La clave es configurar el telescopio en un nivel que les permita ver a través del ocular.

En general, se recomiendan los telescopios reflectores, que usan uno o más espejos curvos para reflejar la luz y crear una imagen. Son más baratos, resistentes, fáciles de usar y más adecuados para la observación.

Por otro lado, si tu hijo también quiere usarlo durante el día, uno de tipo refractor (utiliza una lente para formar la imagen) es la mejor opción para ellos.

En cuanto a la óptica, es importante que tengan una gran apertura, porque cuanto más grande es, más luz entra y por eso la imagen es mucho más detallada y nítida.

Celestron Travel Scope 50

Mejores telescopios para niños

Este excelente dispositivo, que puedes adquirir a un precio muy asequible. Cuenta con un trípode que ofrece muy buena estabilidad y que además facilita su portabilidad. Cuenta con ampliación mínima de 7,14x y máxima de 45x y tiene 2 oculares, uno de 20 mm y otro de 8 mm.

Incorpora refractor acromático con abertura de 50 mm, tiene una longitud focal de 36 cm y una relación de f/7.2. Debido a esta corta relación focal, el alcance muestra una gran cantidad de aberración cromática (color falso) en objetos brillantes.

Incluye un protector plástico contra rocío. El cuerpo está fabricado de aluminio preensamblado y añade varios accesorios, como una mochila para poder trasladarlo. Además, al adquirir este producto podrás acceder al software TheSkyX – First Light Edition, que tiene una amplia base de datos con información astronómica, mapas de cielo e imágenes.

Ventajas
Fácil de usar, por lo que es muy recomendable para niños.

Puedes ajustarlo a la estatura de tu hijo gracias al trípode.

Las vistas que puedes observar a través de sus oculares son muy decentes.

Cabe en una mochila.

Desventajas
Presencia cierta aberración cromática.

Algunos acabados de plástico.

Orion 09007e

Telescopios para niños

Una de las mejores opciones gracias a su buena relación calidad-precio. Sin duda es perfecto para niños más grandes y para adolescentes. Se trata de un telescopio reflector newtoniano destinado a la observación del espacio profundo.

Pese a ser para principiantes, sus características técnicas son sorprendentes, ya que cuenta con una apertura de 100 a 150 mm, lo que permite ver no solo la luna, sino también planetas, galaxias, nebulosas y cúmulos estelares.

También cuenta con un diseño de tubo óptico corto de 24 pulgadas de largo que mejora su portabilidad, mientras que el diámetro óptico de 130 mm y la longitud focal de 650 mm están en perfecto equilibrio con la relación focal f / 5.0.

Esta relación es especialmente interesante para aquellos que quieren sentir el placer total de los descubrimientos del universo, por lo que es muy versátil e interesante para toda la familia. Otra gran ventaja es que viene con una montura ecuatorial y un robusto trípode ajustable que hace que sea más fácil para cualquiera adaptarlo manualmente.

Ventajas
Gran apertura que proporciona suficiente luz.

Permite ver gran cantidad de detalles por su lente Barlow 2x.

Ópticas de muy buena calidad que dan como resultado imágenes nítidas.

Está equipado para hacer astrofotografía si así se desea.

Desventajas
Su montaje es algo complejo.

Algunos de los componentes son de plástico.

Celestron PowerSeeker 40AZ

Telescopio para niño

Con este Celestron tenemos la ventaja de estar ante un telescopio que se ajusta a un presupuesto limitado pero que ofrece gran valor, por lo que es una muy buena opción para los pequeños de casa.

Es de tipo refractor, lo que significa que es fácil de configurar y usar. Su apertura es de 40 mm e incorpora 2 oculares, de 12,5 mm y 8 mm que permiten aumentos máximos de 40x y 63x, respectivamente.

Otros de los beneficios de comprar este telescopio es que viene con una lente Barlow 3X, que coge el aumento de cada ocular y triplica su poder. El equipo viene con un software de astronomía y gran cantidad de accesorios con solo pedirlo.

Ventajas
Es un buen dispositivo con el que los niños se divertirán por lo fácil que es de usar.

Ópticas y apertura decentes que permiten ver algunos detalles de la Luna.

El más barato del mercado.

Gran estabilidad por su trípode azimuthal.

Desventajas
Imágenes no tan nítidas.

Barlow de calidad regular.

Aomekie Telescopio 70/300

Astronomía para niños

Otro gran dispositivo para niños y principiantes que destaca gracias a su calidad y facilidad para usar. El objetivo permite apertura de 70 mm, por lo que da como resultado imágenes claras y de alto nivel de detalle. Permite aumento mínimo de 20x y máximo de 167x.

Cuenta con 2 oculares Kellner, uno de 25 mm y otro de 9 mm. Además, incorpora un lente Barlow, que hace posible aumentar 3x, es decir, 500 mm aproximadamente.

Las lentes están fabricadas de tal forma, que no se genera distorsión de ningún tipo, ni aberraciones cromáticas ni reflexión de luz excesiva.

Otra característica destacable es su trípode ajustable de aluminio, que permite girar 360º de forma horizontal y 180º verticalmente. Tiene tapa protectora de polvo así como un filtro lunar para poder apreciar mejor los cráteres y surcos de la Luna.

Ventajas
Excelente relación calidad precio.

Incluye varios accesorios y una base para colocar el móvil.

Ópticas de calidad que dan buena nitidez.

Resistente y versátil.

Desventajas
Dificultad para la estabilización de enfoque.

Opiniones de los Telescopios para Niños

Por el momento, la mayoría de las reseñas de los usuarios destacan lo fácil que es montar estos dispositivos y lo útiles que son para que los más pequeños del hogar se inicien en este hobby.

Asimismo, destacan la resistencia de los materiales y la buena calidad de las ópticas, especialmente de los modelos Orion 09007e y Aomekie, que cuentan con una muy buena apertura y permiten mayor entrada de luz, por lo que las imágenes son nítidas y detalladas.

Entre otras características resaltantes, está la incorporación de trípodes ajustables, que son muy fáciles de adaptar a la estatura de los niños, así como los múltiples accesorios que incluyen para guardar y transportar los telescopios.

Algunos incorporan monturas que tienen un sistema que facilita el seguimiento de los planetas en movimiento, lo que ayuda mucho en el proceso de observación de principiantes.

Entre los puntos débiles, señalaron los usuarios que algunos dispositivos no tienen una gran apertura y por tanto no se obtiene mucha nitidez en las imágenes. Junto con esto, otros equipos presentan ciertos problemas para alcanzar el enfoque y el acercamiento.

No obstante, en general, estos dispositivos mantienen un rango de precio muy asequible y ofrecen buenas características para los niños y principiantes en general.

Conclusiones y qué telescopio para niños comprar

El primer paso es asegurarte de que el interés de tu hijo vaya más allá de mirar al cielo. Como probablemente sepas, no todos los que miran el cielo nocturno están interesados en una imagen cercana de los objetos celestes.

Para despertar su interés en las estrellas, los planetas, las galaxias y las nebulosas, puedes intentar llevar a tu hijo al observatorio local o, mejor aún, a un planetario.

Libros de astronomía, guías de observación de estrellas, documentales, como los producidos por National Geographic, o unirse a un club de astronomía en su escuela, también son excelentes maneras de hacer que los niños sean más curiosos en ese sentido.

Como puedes ver, elegir un telescopio para los más pequeños no es tampoco un juego de niños. Si bien ciertamente lo mejor es empezar por equipos sencillos y fáciles de usar, lo recomendable es que tengan buena calidad en sus ópticas.

Y podemos afirmar que los dispositivos que mejor cumplen con las características de calidad, sencillez y diversión son el Aomekie y el Orion 09007e, sobre todo porque están fabricados con materiales resistentes y cuentan con ópticas que dan los mejores resultados en lo que se refiere a dispositivos para aficionados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies